lunes, 23 octubre, 2017

Poema para recibir el verano


Hoy comenzó el verano, amarillo y redondo

Juan Ruiz de Torres

 Sentir.

Agua en verano

Agua en verano

Cada impresión, cada emoción
en memoria del mundo,
cada monólogo, una puerta
y cada olor, una señal
de lo que vive y nace,
una ecuación
que es devoción y entrega
donde resuelve el ser
la maravilla de buscar.

Podría ahora recordaros
en qué consiste la verdad, en qué
promesas dijo Dios
que sellaríamos el pacto
por el que fuimos obsequiados con un nombre,
pero ahora estoy sintiendo, estoy
viviendo,

Cielo en verano

Cielo en verano

no hay voz que no pase por mí,
no hay fuego o hielo, no hay pregunta
que no sea en secreto la respuesta.

Ser hombre es ser balcón, abalanzarse,
estar aquí, eterviviendo, percibiendo,
asomado a los nortes
como si todo lo que ocurre
fuera el renacimiento íntimo
de lo que no puede morir,
un crecimiento, una intención
de la materia misma
que deja atrás el soy,
el tengo, el pienso
para definitivamente alzarse.

Roble en verano

Roble en verano

Quiero que el tiempo se desvíe
y las horas sucumban
para que todo sea simultáneo
y todos seáis yo
porque mi ser consista en vuelo, en cielo,
en lo que supo resumir
campanas, pájaros, promesas
en una sola sílaba que es tú.

Ordeno
que este poema os traiga
desde la ruina hasta la juventud
y que os devuelva,
después de todas las retóricas,
la dicha incomparable de ser hombres.

 

Álvaro Fierro Clavero
www.alvarofierro.com

Comentarios

  1. El sol, capitán redondo/lleva un chaleco de raso…
    ¿Quién es el autor del poema que transcribes, Álvaro?

  2. Precioso. Un tema inmenso para la meditacion. Gracias por compartir. Namasté

  3. Precioso y rotundo

Deja un comentario