Jueves, 25 Mayo, 2017

El Papa con los familiares de las víctimas de las mafias


El Papa Francisco se reunirá con los participantes del encuentro que promueve la Fundación italiana “Libera, presidida por don Luigi Ciotti.  El encuentro se llevará a cabo el viernes 21 de marzo a las 17.30 hrs. en la Iglesia de San Gregorio VII, en la Vía Gregorio VII, a pocos metros del Vaticano. Los familiares de las víctimas inocentes de las mafias saludarán al Papa un día antes de la XIX Jornada de la memoria y del compromiso, en recuerdo de las víctimas inocentes de las mafias, que se llevará a cabo en Latina el 22 de marzo.

1394886751453El pasado 21 de enero, Francisco recibió en Santa Marta a don Ciotti y hablaron sobre la «necesidad de un mayor compromiso para apoyar a las personas pobres y frágiles, marcadas por la violencia y la injusticia, con particular atención a las actividades para defender a las mujeres víctima de la trata».

En un segundo encuentro también participaron don Marcello Cozzi y don Tonio Dall’Olio, sacerdotes activos en “Libera”, y discutieron todos juntos sobre la lucha contra las mafias y la corrupción, además del apoyo a los familiares de las víctimas del crimen organizado. Francisco se ha mostrado muy sensible a este argumento.

El del Papa, cometó don Ciotti, es un «don mucho más grande porque precede, es más abre la “Jornada de la Memoria y del Compromiso”. El 21 de marzo es para ellos (y sería hermoso que se convirtiera en algo institucional para todos los italianos) el día en el que sus seres queridos en muchas ciudades de Italia los llaman uno por uno por sus nombres, en un llamado dirigido a las consciencias de todos. Esos nombres son pronunciados, pero, en realidad, son esos nombres los que nos llaman».

El_silencio_impuesto_a_las_v_ctimas_de_la_Mafia_Canaria«La disponibilidad del Papa para acompañar a los familiares en este momento lleno de dolor pero también de esperanza –continuó el sacerdote– es signo de una atención y de una sensibilidad que ellos han apreciado desde el primer momento. Atención hacia toda la humanidad frágil, herida. Pero, cuidado, también por el tema específico de las mafias, de la corrupción, de todas las formas de injusticia que niegan la dignidad humana. Voz de una Iglesia que une el cielo y la tierra, y que de la denuncia hace un anuncio de la salvación. Muchas de esas víctimas eran “justos”. Personas que no dudaron en poner la propia vida al servicio de la de los demás, incluso al precio de perderla. Es esta justicia de las consciencias, antes que la de las leyes, el don que nos han dejado. Compartirlo es nuestra labor cotidiana. Compartirlo con Papa Francisco –concluyó don Ciotti– es la mayor de las alegrías».

Andrea Tornielli

Deja un comentario