miércoles, 22 noviembre, 2017

Secretario de Estado Vaticano: “En Ucrania hay que salvaguardar el bien de la población”


Iacopo Scaramuzzi

Iacopo Scaramuzzi

Llegó a bordo de un Ford Focus azul –estilo bergogliano. Iba sentado al lado del conductor y se bajó sin la ayuda de ningún colaborados. Pietro Parolin, Secretario de Estado vaticano, creado cardenal por Papa Francisco en el Consistorio de febrero, intervino esta tarde en el Congreso que celebró los 40 años de vida del Instituto Internacional Jaques Maritain en la Embajada francesa ante la Santa Sede. Antes de ingresar a la Villa Bonaparte, el purpurado véneto se detuvo en el jardín a responder a algunas preguntas de los periodistas sobre las cuestiones de actualidad internacional que involucran a la Santa Sede. Empezando por la noticia, ya desmentida por el padre Federico Lombardi, de la cancelación del viaje del Papa a Israel, que se llevará a cabo el próximo mes de mayo.

«Creo que todo procede como estaba previsto: el viaje se hará según el programa establecido», explicó Parolin. «No tengo noticias sobre ningún cambio, aunque esta noticia ha suscitado algunas preocupaciones y, digamos, algunas ideas sobre la cancelación del viaje. Pero el viaje se hará, al menos por lo que sé».

¿Cómo percibe la Santa Sede la situación en Ucrania y la eventualidad de que surjan divergencias entre las diferentes Iglesias cristianas presentes en el país?

La Santa Sede espera que en esta situación, que es preocupante como todos han indicado, se pueda hablar. Como siempre, nosotros deseamos que se busquen soluciones negociadas. Creo que en Ucrania se puede buscar una solución en la que cada una de las partes pueda salvaguardar sus intereses y, sobre todo, salvaguardando sus intereses, salvaguardar el bien del país y de su población.

¿Es posible un diálogo entre la Santa Sede y el Patriarcado de Moscú y de todas las Rusias, que, además, en este momento participa en un encuentro intra-ortodoxo en Constantinopla?

Sí, creo que también en este punto podemos hablarnos y esto es lo que nosotros deseamos. Si es posible llevar un contributo incluso a nivel de relaciones interreligiosas, a favor del bien de esa población, estamos listos para hacerlo y esperamos que se pueda hacer.

El Papa recibió a los obispos catalanes, en el cuadro de la visita ad limina apostolorum de la Conferencia Episcopal de España, creando algunas expectativas en Barcelona relacionadas con la cuestión de la independencia de Cataluña. ¿Cuál es la postura de la Santa Sede?

La Santa Sede no debe tomar decisiones al respecto. Es una cuestión política. Sabemos que dentro de Cataluña hay diferentes posiciones. La Santa Sede debe llamar a la prudencia, debe llamar a los grandes principios que son los del bien común y del respeto de cada uno. Dicho esto, no creo que la Santa Sede deba entrar en el tema específico de la cuestión catalana.

El cardenal Parolin entró después, de estas respuestas, a la Villa Bonaparte y, presentado por William Sweet, presidente del Instituto Internacional Jaques Maritain, y por el embajador francés ante la Santa Sede, Bruno Joubert, inauguró el congreso. Elogió el papel que desempeña este instituto, que, dijo, «tiene el enorme mérito de haber contribuido para recordar este pensamiento importante y para difundirlo en diferentes partes del mundo». En su discurso, el Secretario de Estado resaltó la importancia de «Jaques Maritain para la Iglesia y para la sociedad», además de su capacidad para ofrecer «los instrumentos epistemológicos y éticos para afrontar los grandes problemas del siglo XX, en la confrontación con la modernidad». El cardenal Parolin subrayó la «actualidad» de las principales obras del filósofo francés, que ilustró brevemente: Humanismo integral (1936); Cristianismo y democracia (1945); Los derechos del hombre y la ley natural (1945); El hombre y el Estado (1951). «Todas estas obras, como bien saben, contribuyeron en la preparación del Concilio Vaticano II».

Iacopo Scaramuzzi

Deja un comentario