Miércoles, 16 Agosto, 2017

De verdades desnudas y actores secundarios

De verdades desnudas y actores secundarios


Cuando alguien se queda sin asidero, sin que alguien le tienda la mano, se pierde el que pierde la discusión y el que la gana.

De verdades desnudas y actores secundarios




La bondad es también un argumento, el mayor argumento, lo sabemos bien quienes somos cristianos.


Ni la verdad debe dejar desnudo a nadie, ni el mal es el protagonista siempre. A veces es un malísimo actor secundario.

msf_serhumano-blogUna de las actitudes que hoy más delatan la falta de fe es el pesimismo reinante. Es un pesimismo antropológico sobre el ser humano perfectamente compatible, no deja de ser curioso, con la ingenuidad más rampante. Ser roussoniano es algo bastante cargante. “El hombre es malo”, “el hombre destruye la naturaleza”, “somos capaces de las peores barbaridades”. Nada que objetar a la constatación de la debilidad y de la maldad humana, del pecado –aunque no lo llamen así-, pero también, qué caramba, los mismos seres humanos son, somos, capaces de pequeñas y grandes acciones de bondad, de inteligencia y, a menudo, de ambas.

Por eso  la campaña de Médicos Sin Fronteras, “Lo único capaz de salvar un ser humano es otro ser humano – Ser humano salva vidas”, me parece que da en el clavo y que anima precisamente a no quedarse en el lamento o en el enfado paralizante. Es cierto que para el creyente  hay una salvación con mayúsculas y que es el mismo Dios quien nos salva a todos al encarnarse y entrar en la historia, pero creo que hay otras salvaciones de vidas humanas hechas por seres humanos.  Pequeñas historias de salvaciones diarias, por horas, de vidas enteras en algunos casos.

Hay ancianos, mujeres, hombres, adolescentes, que encuentran en alguien una acogida, un amor, que les salva de la desesperanza y hace su vida distinta, mejor. Cuántos maestros han salvado vidas de alumnos que otros consideraban perdidos, les han ayudado a encontrar una vocación o una pasión.  Puede ser también un tipo que pasaba por allí y supo escuchar sin hacer mucho más y alguien se fue a casa más descansado, menos triste. Todo esto salva vidas de algún modo, aunque sea pequeño, y  todo esto pasa todos los días.

Cuando navegas por ese mundo extraño de las redes sociales caes en la cuenta de que toda persona quizás esté buscando de un modo u otro una acogida, una mano de alguien. Las redes se prestan al anonimato, al insulto y al enfrentamiento en un tono que a menudo no es civilizado cuando se trata de discusiones sobre temas candentes, como es el aborto, pongo por caso.

Alguien colgó esta semana en su muro de Facebook esta leyenda “Sé amable, porque cada persona que te encuentre está lidiando una dura batalla”. Una batalla que no siempre es patente, que queda a menudo oculta tras las argumentaciones y palabras, mucho más en este área.

Me quedé pensando en las veces que pude ganar un debate, dejando a la otra persona a la intemperie, incómoda, machacada.  No vale de nada un debate ganado si la persona se pierde.  Cuando alguien se queda sin asidero, sin que alguien le tienda la mano, se pierden ambos,  el que pierde la discusión y el que la gana.

Siempre me ha sobrecogido la capacidad de la literatura y del arte de poder captar la maldad. Creo que es fundamental mostrarla y hacerlo bien, no de una manera superficial o fácil. Pero de igual manera, me parece importante poder contar la bondad, reflejarla en una historia. La bondad es también un argumento, el mayor argumento, lo sabemos bien quienes somos cristianos, y forma parte de nuestra trama, como la forma el pecado, de la humanidad y de cada humano.  Creo que hace muchísima falta narrar esa bondad que edifica el mundo y que existe, que es grandiosa a veces y otras, las más, es pequeña pero igualmente importante.

Ni la verdad debe dejar desnudo a nadie ni el mal es el protagonista siempre. A veces es un malísimo actor secundario.

Aurora Pimentel

Comentarios

  1. Magnifico articulo!! Enhorabuena!

  2. Sólo puedo aplaudir. De obligada lectura. Para rumiar en reposo. Gracias Aurora.

  3. Muy bueno!!! Gracias por compartirlo.

  4. BB, Casanova y Leslie, muchas gracias por vuestra lectura.

Deja un comentario