Jueves, 17 Agosto, 2017

Ablación


Ablación 1El 6 de febrero se celebra el Día Mundial contra la Mutilación Genital Femenina. Que en pleno siglo XXI tengamos que llamar la atención sobre un tema como este significa que nuestra civilización no está tan civilizada como pensamos. Son millones de muchachas en todo el mundo las que están al borde de ser sometidas a una amputación tan salvaje como peligrosa. El objetivo: privar de sensibilidad los órganos sexuales de la mujer, y con ello, crear un sometimiento implícito al hombre.

Ablación-2La ablación causa la muerte de miles de éstas jóvenes, que se ven sometidas a un rito ancestral con herramientas tan rudimentarias como vidrios, cuchillas de afeitar o facas de campo, que provocan desangramientos o infecciones irreversibles. Demencial.

A pesar de que en España practicar esta brutalidad está castigada con hasta doce años de prisión, se calcula que en nuestro país 16.000 niñas están en peligro inminente de ser sometidas a este sacrificio humano. Para hacernos una idea, es como si más de la mitad de los espectadores de El Molinón fueran a ser torturados cualquier tarde en la que el Gijón se enfrentara al Real Madrid.

Ablación 3No hay nada que pueda servir de justificación ante la práctica de la ablación. Ni cultural, ni religioso, ni étnico. Nada. La ablación es el mal. Lo mismo que fue la esclavitud en el siglo XIX, o el Holocausto en el XX. Cerrar los ojos ante el dolor ajeno, ante la humillación y el martirio es convertirse en cómplice. El problema es de todos, desde el poder político, el judicial, el policial hasta el educativo. Ignorarlo es consentirlo, consentir la barbarie es inhumano.

Llevamos meses viendo como las calles se abarrotan de manifestantes que reclaman, legítimamente, soluciones ante los más diversos problemas. Pero aún  no he visto ninguna que defienda el cese de una práctica que desposee a la mujer de su identidad más intima. La dignidad está por encima de cualquier otro derecho, y la libertad de la mujer es indiscutible.

Ablación-4

Es esa libertad, la de la integridad de la mujer en todos sus aspectos, y no otras supuestas libertades, la que hay defender. Los colectivos feministas, que tan activos se han mostrado a la hora de reivindicar “derechos” que sólo responden a la forma más violenta del egoísmo, son los que ahora tienen una estupenda oportunidad para abanderar una lucha de la que depende, no sólo la libertad de la mujer como concepto abstracto, sino la vida de miles de ellas. En ésa estaremos todos.

José Cabanach

Comentarios

  1. Es tan indignante… triste, repugnante y de todo esto…. :'( Que impotencia Dios mío!

  2. Antohinoa @ gemail.com dice:

    Que barbaridad mas grande, como es posible en el siglo XXI estos crímenes tan horrendos¡¡¡¡

Deja un comentario