Miércoles, 26 Julio, 2017

Los curas que celebran misa con chalecos antibalas


Los niveles alarmantes de la violencia en México preocupan a la Iglesia del país. Un sacerdote celebra misa con chaleco antibalas; el episcopado manda un mensaje demandando una solución integral a la violencia; un obispo critica duramente la actuación del gobierno a la hora de ofrecer seguridad para los ciudadanos… Mientras tanto, miles de jóvenes acuden en peregrinación a los pies de un monumental Cristo de piedra para exigir la paz en el país y dejar una huella positiva en la sociedad.

padre-gregorio-gero769nimo-apatzingan-1«La paz es un valor que se ha perdido en nuestra sociedad; hoy se atenta con la vida, con los homicidios que se presentan diariamente en nuestro país, relacionados con el crimen organizado, además se atenta con los abortos que se comenten, pero sobre todo creemos que se atenta con los valores de la sociedad, que son el origen de lo que pasa actualmente». Con estas palabras Ely Reséndiz, integrante del movimiento Testimonio y Esperanza, presentó la peregrinación que se llevó a cabo ayer, 25 de enero, al monumento a Cristo Rey en el cerro del Cubilete (en Silao, Guanajuato), que fue visitado por Benedicto XVI durante su visita apostólica a México en 2012. El lema de la peregrinación es “Por la paz, dejaremos nuestra huella”, y se estima que participarán en ella alrededor de 30 mil jóvenes. Los jóvenes organizadores de la iniciativa indicaron que también se trata de una ocasión para recordar el valor del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, asesinado (el 24 de mayo de 1993) «por denunciar la complicidad de políticos de alto nivel con el crimen organizado».

Ely Reséndiz y Víctor Gutiérrez expresaron también el apoyo del movimiento juvenil Testimonio y Esperanza al obispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, que ha denunciado en diferentes ocasiones la gravedad del conflicto en Michoacán y ha exigido la acción urgente de las autoridades para llegar a una solución integral e incluyente del drama de la violencia. Los organizadores de la peregrinación, en la que participa también el Nuncio apostólico en México, mons. Christophe Pierre, subrayaron: «Pedimos a las autoridades, a los políticos, a las instituciones de educación, así como a los comunicadores y responsables de medios que escuchen la voz de miles de jóvenes católicos» en este llamado a frenar la brutal e insensata violencia que se abate sobre el país.

Agustín Guzmán del Buey

Deja un comentario