sábado, 21 octubre, 2017

El pontífice, ¿obstáculo para el ecumenismo?


Estamos en plena semana de oración por la unidad de los cristianos. Son días de oración y de reflexión. Los cristianos están comprometidos en el camino de unidad porque «Cristo no puede ser dividido», como afirma el pasaje seleccionado para este año. El cardenal Kurt Koch, hablando con Radio Vaticana, volvió a proponer la importancia de estos días y el significado profundo de una semana que se renueva desde hace más de 100 años.

ecumenismo3«Ya Pablo VI dijo que el primado es el obstáculo más profundo del ecumenismo. Pero este es solo un lado de la cuestión: el otro es que el primado es una gran oportunidad para el ecumenismo. Tomemos, por ejemplo, los tres encuentros de Asís –afirmó Koch– convocados por Juan Pablo II y Benedicto XVI: ¿quién podía invitar a todas las Iglesias, a las demás religiones, si no el Papa de Roma? Juan Pablo II escribió en el libro “Cruzando el umbral de la esperanza” que el ministerio de Pedro es un ministerio de unidad y tiene un sentido profundo para el ecumenismo. Todos los Papas después del Concilio Vaticano II, desde Pablo VI hasta Francisco, son Papas ecuménicos que quieren la unidad y en este sentido su primado no solo no es un obstáculo, sino un gran puente para el ecumenismo».

ecumenismo2¿Cómo cambia con Francisco el diálogo ecuménico? Según el cardenal Koch, Papa Bergoglio prosigue por el camino de sus predecesores: «Desde el punto de vista ecuménico, su pontificado comenzó muy bien inmediatamente. En la fiesta de la inauguración todos los representantes de las Iglesias estaban presentes. Estaba incluso el patriarca ecuménico de Constantinopla y fu la primera vez en la historia en la que un patriarca estuvo presente en la inauguración del nuevo Pontificado. Hay, pues, una gran continuidad entre Papa Benedicto XVI y Papa Francisco, porque ambos tienen un gran corazón para el ecumenismo».

El presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos reflexiona sobre el diálogo ecuménico retomando las ideas que expresó Francisco en la “Evangelii gaudium”: «El Papa, en la carta toca puntos muy importantes, como la colegialidad y el primado del Pontífice, pero abre profundamente las puertas del diálogo. En las páginas del documento se advierte de qué manera los católicos pueden aprender de las demás Iglesias. El Santo Padre cita como ejemplo de sinodalidad a la Iglesia ortodoxa».

Y sobre este punto el mismo cardenal Koch indica que pudo constatar, en su reciente visita a Moscú, con el Patriarca Kirill, un enfoque ecuménico importante y nuevo, que alimenta las esperanzas para el futuro.

ecumenismo1Por ello será tan significativo el encuentro entre el Papa y Bartolomeo I en Tierra Santa el próximo 25 de mayo (en recuerdo del abrazo entre Atenágoras y Pablo VI de hace 50 años). Francisco y el Patriarca replantearán la cuestión del encontrarse «en el mismo altar y este hecho –afirma Koch– parece destinado a la profundización y revitalización de una comunión eclesial y eucarística». Koch no sabe cuál será el resultado de este encuentro, así como tampoco «cuál será el contenido de la declaración; Papa Francisco y el Patriarca todavía tienen que definir qué es lo que dirán juntos al mundo y a la Iglesia».

¿Cuáles son los pasos que cada una de las Iglesias debe dar a lo largo del itinerario de la unidad? «Creo que es necesario tomar en serio la consciencia de que Cristo no puede ser dividido. El fundamento de todo el compromiso ecuménico es la oración sacerdotal de Jesús, que dice que la unidad entre los discípulos de Cristo es la voluntad del Señor y que todos nosotros, que provenimos de Pablo, Pedro y Andrés, tenemos la tarea y la responsabilidad de escuchar la voluntad de Jesús y volver a encontrar esta unidad. Pablo, Pedro y Andrés seguramente era personas diferentes, con carismas diferentes, pero todos eran amigos de Cristo».

Luca Rolandi

Comentarios

  1. Buen Articulo. Gracias!

  2. erwin umaña rubiano dice:

    QUIERO SABER QUIENES CONFORMAN EL ECUMENISMO , ERWIN UMAÑA FACEBOOK.

Deja un comentario