martes, 17 octubre, 2017

Estampida en el Congreso


Estampida-en-el-Congreso1Dice Susana Camarero, Diputada por Valencia, Portavoz de Política Social del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados y Secretaria Ejecutiva de Formación del PP, en su Twitter:

“¿Qué hay de malo en querer volver a casa después del trabajo? Llevamos días sin ver a nuestros hijos y familia.”

Dice Germán Rodríguez, Diputado socialista por Barcelona, en la Comisión de Educación y Deporte, en su Twitter:

“Desconocía que el trabajo de los diputados/as se medía por la rapidez o lentitud con que abandonamos el hemiciclo”.

Pues bien, querida Susana y querido Germán, no hay nada de malo en querer volver a casa después del trabajo, y es cierto que el trabajo no se mide por la rapidez con la que se abandona el Hemiciclo. Pero, ya sabéis lo que decían los romanos, que en esto de la política os daban sopas con honda, la mujer del César no sólo debe ser honesta, sino parecerlo.

Estampida-en-el-Congreso2Querida Susana y querido Germán, y personalizo en vosotros aunque fueron la mayoría de los Diputados los que se levantaron dejando a Jesús Posada con la palabra en la boca, lo que hicisteis el pasado 31 de octubre demuestra que no sois dignos de representar a los españoles que os votaron y que la educación no está entre vuestras virtudes.

Querida Susana y querido Germán, y personalizo en vosotros porque tuvieseis la cara de justificar en Twitter lo que para muchos fue vergonzoso, en lugar de pedir disculpas, lo que hicisteis al coger el petate se parecía más a la actitud de un recluta que se va de permiso que a las formas que se le suponen a un representante de los españoles en la más alta de sus instituciones.

Soy defensor del trabajo que realizáis, unos lo harán mejor y otros peor, pero me parece que es un trabajo indispensable en cualquier país que se considere civilizado. Creo sinceramente que los sueldos de nuestros Diputados están muy por debajo de la responsabilidad de asumen al acceder a un cargo como el que vosotros, querida Susana y querido Germán, ostentáis. Pero también considero que si alguien lo asume debe ser con todas las consecuencias.

Conozco a directores de empresa, que manejan presupuestos millonarios, que tienen a su cargo la responsabilidad de docenas de puestos de trabajo, que se baten el cobre cada día para que la cuenta de resultados siempre esté a la altura de lo que se espera de ellos, que jamás han cogido un trolley para salir pitando sin saber cuál es el resultado de una votación. Conozco a trabajadores que si abandonaran la cadena de montaje en el momento en el que suena el silbato estarían de patitas en la calle antes de llegar a la taquilla antes de quitarse el mono.

Estampida-en-el-Congreso3Los autónomos, entre los que me encuentro, no sabemos de puentes, fines de semana ni horarios. No tenemos garantizados los derechos de los que vosotros disfrutáis, querida Susana y querido Germán. No tenemos derecho a paro, no tenemos garantizada una jubilación digna, no tenemos la garantía de que un cliente nos pague la factura antes de que nosotros abonemos el IVA y los impuestos correspondientes… pero jamás se nos ocurriría dejar una reunión por comenzar unas vacaciones. Por cierto, unas vacaciones en las que no se cobra porque no se trabaja, unas vacaciones sin paga extraordinaria, no como la vuestra. ¿Qué pasa querida Susana y querido Germán, no tenemos derecho también a disfrutar de la familia?

¿Es posible imaginar a un policía abandonar una persecución porque termina su turno y quiere volver a casa, querida Susana? ¿Es posible imaginar a un bombero abandonar su manguera y quitarse el casco en medio de un incendio porque está fuera de su horario, querido Germán?

No os extrañe que las encuestas digan que nuestra clase política está mal valorada por los ciudadanos. No os extrañe que los ciudadanos desconfíen de unos diputados que se levantan de sus escaños sin el menor pudor antes de que el Presidente levante la sesión. Fue de vergüenza ajena. Parecía una estampida de la banda de Pancho Villa ante la llegada de los federales más que una sesión del Congreso de los Diputados de España. Con la que está cayendo en este país deberíais ser más respetuosos, o buscar otro trabajo. Pero dudo que una empresa seria quiera a alguien que piensa más en largarse de puente que en su trabajo.

 José Cabanach

Deja un comentario