Jueves, 17 Agosto, 2017

Tan jovencita y ya es asesora de un presidente


José María Sánchez Galera

por José María Sánchez Galera

En las Islas Baleares cuentan con un presidente autonómico que habla bastante para convencernos de que ahorra mucho. Según sus propias palabras, los que había antes que él derrochaban a conciencia, pero él ha cortado con los excesos, él es muy responsable, él gobierna con sensatez. Por eso ha contratado a una chica de 25 años para que sea su asesora de comunicación. El sueldo: 50.000 euros al año, más gastos cubiertos en comidas, desplazamientos y otras ventajas.

adiciones_pretorianos1Al conocerse que este presidente autonómico había contratado a una asesora, comenzó un tremendo revuelo. Vía twitter, claro. Pero el motivo principal de las críticas contra este fichaje era que… la muchacha había ganado un concurso de “miss”. Según un aluvión de tuiteros, no se podía aceptar que una “miss” fuera seleccionada para un cargo profesional. Que si machismos, que si sexismos, que si historias con una trama fácil de imaginar.

adiciones_pretorianos2Sin embargo, pocos hablaron de dos aspectos más relevantes. Por una parte, ¿de verdad siguen haciendo falta tantos asesores que rodeen a cada presidente, a cada alcalde, a cada ministro, a cada cargo público? ¿Por qué necesitan todos esos políticos una corte de “personas de confianza”? Esos mismos políticos que suben los impuestos, que no paran de pedir a los ciudadanos “más sacrificios, más esfuerzos”, no se andan con miramientos, a la hora de reclutar —con oro de calidad— a sus legiones de colaboradores.
En segundo lugar: la chica contratada se encargará de ayudar en la comunicación pública del presidente —no va a salvar el planeta, ni descubrirá la cura universal contra el cáncer, ni conseguirá la devolución de Gibraltar, ni ha localizado un pozo de petróleo—, tiene sólo 25 primaveras, hace dos años realizaba prácticas en la radio, y va a cobrar tres o cuatro veces más que sus compañeros de promoción… Mejor dicho, que sus compañeros de promoción que han alcanzado la suerte de encontrar trabajo y de ser mileuristas.

adiciones_pretorianos3¿Cuántas personas del mundo real —fuera de la política o del deporte de elite— se embolsan 50.000 euros con dietas pagadas? Esa cantidad supone más del doble del salario medio —de quienes trabajan— en España. Y esta afortunada —que al parecer habla muy bien inglés y alemán— va a recibir cada mes unos 4.160 euros.
En política se vive así. Con pingües sueldos pagados con dinero que sale de los presupuestos generales. O sea, de los impuestos que abonan con ímprobo sufrimiento los ciudadanos. Ciudadanos que ganan la mitad que sus políticos. Asimetría completa.

¿Por qué? Sencillo de explicar. No hace mucho, esta periodista de 25 años comentaba que quería entrar en política. Y lo ha logrado. Igual que Leire Pajín, Nacho Uriarte o Bibiana Aído. Muy jóvenes, y con ingresos elefantiásicos. Así, la gratitud hacia su padrino por parte de estos “delfines” políticos va camino de convertirse, en poco tiempo, en fidelidad de guardia pretoriana. Por eso, existen suficientes posibilidades de que, cuando esta chica cumpla los 35 años, ya se haya comprado una casa de ensueño, y la hipoteca esté casi liquidada.

adiciones_pretorianos4Ella corre el riesgo de encerrarse con los pretorianos en la torre de marfil, lejos de la chusma que paga impuestos. Su devoción —y deuda— hacia quien la ha promocionado podría llegar a ser inconmensurable. Si decide progresar en política, deberá demostrar que ha sido digna de esta confianza. Es una historia varias veces repetida desde hace más de tres décadas. Quién sabe; puede que, en un futuro cercano, hable de su jefe como “líder planetario”. De momento, todo depende de la propia joven —la asesora de 25 añitos—, pues tiene la vida entera por delante.

José María Sánchez Galera

Deja un comentario