Miércoles, 16 Agosto, 2017

En Asturias ya no se celebrará la Semana Santa


Asturias1Muchos concejos, pueblos y aldeas de Asturias aún no tienen una buena conexión a Internet. Muchas veces, la cobertura necesaria para hablar por móvil desaparece. Es decir, la herramienta de comunicación imprescindible para el desarrollo de negocios, apertura de mercado o el simple enlace con el resto del mundo, sencillamente no existe. A los dirigentes del gobierno asturiano todo esto les puede parecer una modernidad frívola, pero en una Comunidad en la que la tasa de paro supera el 21%, se deberían empezar a plantear que para clavar un clavo se necesita un martillo.

Desde 1983, el Principado de Asturias ha sido gobernado mayoritariamente por el Partido Socialista. Seis de los ocho presidentes autonómicos que ha tenido lo hicieron bajo la bandera del PSOE. Durante el cuarto de siglo que llevan gobernando tampoco se les ha ocurrido que cientos de familias, por no decir miles, aún no disfrutan de alcantarillado público. Eso sí, anualmente se les cobra la tasa municipal correspondiente para cuando lo tengan.

Asturias2Todos estos problemas han sido desplazados de la acción de gobierno, ante la inminente necesidad de solucionar uno de los grandes problemas que amenazan a esa Comunidad. La Consejería de Educación ha emitido una circular a todos los centros escolares en el que el nuevo calendario para el próximo curso suprime los términos “Vacaciones de Navidad” y “Semana Santa”. Las primeras pasan a llamarse “Vacaciones de Diciembre”, y las segundas “Vacaciones del Segundo Trimestre”. Y se quedan tan anchos.

Asturias3

No acabo de entender ese enfrentamiento patológico de los socialistas con todo lo que esté relacionado con la religión… mejor dicho, con la religión Católica. Con el Cristianismo en general. Es asombroso comprobar como los que se suben al tren de la tolerancia sólo toleran aquello que esté en sintonía con sus ideas. Por no hablar de que ninguno de estos gestores de lo público se atrevería a levantar la voz en contra de cualquier costumbre, tradición o fiesta musulmana, judía o budista. Pero no contentos con eso, con su comportamiento arrojan por la ventana nuestra historia, nuestras raíces. Parece que quieren acabar con lo que ha hecho de nosotros lo que somos. Debemos ser un país que respete todas las ideas y creencias, pero que no por eso debe abandonar su propia identidad.

Es bien sabido que la incapacidad de los que mandan se cubre con cortinas de humo que disimulan una nefasta gestión. El problema es que los votantes que los pusieron donde están no levantan su voz para reclamar seriedad, eficacia, trabajo, sentido común y resultados.

Nos estamos acostumbrado al gobierno a base de golpe de calcetín. A la tiranía de las minorías. Al gobierno populista y bananero que no hace más que echar balones fuera. Que inventa fantasmas para tapar sus vergüenzas.

Ensalzar lo mediocre a la categoría de excelente es lo que tiene, que al final te sale rana. Por mi parte, me niego a llamar a la Semana Santa Vacaciones del Segundo Trimestre. Me recuerda demasiado a ese mundo de pesadilla que imaginó Orwell. A lo mejor es lo que anhelan. Gran Hermano. Quién sabe.

Jose Cabanach

Comentarios

  1. ALFONSO GERONA LÉRIDA dice:

    Pronto quitarán la cruz y el Alfa y el Omega del escudo oficial de Asturias.

  2. No obstante, nosotros, todos, incluidos aquellos de quienes habla, alcanzaremos la LUZ que nos mostrará la VERDAD!

Deja un comentario