Viernes, 23 Junio, 2017

Adiós al Crack


Adios-al-Crack1Uno empieza a darse cuenta que se está haciendo mayor principalmente por dos detalles. El primero es cuando llegas a la consulta de la Seguridad Social y el médico es más joven que tú. El segundo es cuando tus ídolos de toda la vida empiezan a morirse.

Adios-al-Crack2

Pues bien, estoy muy mayor. A mi médico le saco lo menos quince años, y se ha muerto Alfredo Landa. Con Landa no sólo se va una parte de nuestro cine, se va una parte de nuestra vida, de nuestra historia. La historia cotidiana de un país de porras y café con leche, de un país que miraba con envidia por encima del hombro de los Pirineos. Un país que soñaba en Technicolor. Un país de Anís del Mono y mus.

Adios-al-Crack3

Dicen que Miguel Mihura lo vio en un pequeño papel en el Teatro Español de la Plaza de Santa Ana, y escribió para él el papel de Armando en la inolvidable Ninette y un señor de Murcia. Algo tendría el chaval. Y del Teatro de la Comedia, en la calle del Príncipe, al cine con Atraco a la tres. El resto ya es leyenda

No recuerdo a ningún actor -ni en nuestro cine, ni en ningún otro- que haya creado por sí mismo un género cinematográfico propio. El Landismo fue algo más que películas ligeras, fue el espejo de una sociedad. Un lugar donde el españolito medio se encontraba a un tipo bajito y feo que ligaba con suecas y triunfaba en Alemania. Landa acabó con los complejos de un país acomplejado. Un reírse de sí mismo con la cara muy alta.

Adios-al-Crack4Y cuando Franco murió, llegó Garci  y reinventó a Landa. Germán Areta, ese San Spade ibérico con más mala leche que Humphrey Bogart. El Crack, y nunca mejor dicho, todo un crack de la interpretación, un genio. Después, Los santos inocentes, con premio en Cannes incluido, al alimón con Paco Rabal. Milana bonita.

¿Y qué decir de Fendetestas?, lo mejor de El bosque animado. El primero de sus tres Goya. Pocos me parecen. ¿Y del brigada Republicano que cruza a la zona Nacional para hacerse con La Vaquilla, de la mano de Berlanga.? Joder, qué grande.

EAdios-al-Crack5l mejor Sancho Panza que ha dado el cine, acompañando a un Fernando Rey inmenso. Homéricos, que diría John Ford.

Después, ese crepúsculo del que, una vez más Garci, sacó todo lo que puede dar un actor. Canción de cuna, Historia de un beso, Tiovivo c. 1950 y Luz de domingo.

Una estrella que nunca dejo de ser un españolito de a pie. Tal vez por eso es tan grande. Nos deja como herencia más de cien películas, esta noche empiezo por Las verdes praderas. Gracias Maestro.

José Cabanach

Deja un comentario