viernes, 20 octubre, 2017

Sobrevivir a la crisis: la respuesta está en la calle

Sobrevivir a la crisis: la respuesta está en la calle

Cafés pendientes comenzó en Italia. Se trataba inicialmente de cafeterías donde tú vas y te tomas un café o lo que sea y pagas otro para alguien que no pueda tomárselo

Sobrevivir a la crisis: la respuesta está en la calle




Empleo de mayores de 50 años es una iniciativa muy activa en las redes sociales: son unos tuiteros formidables.


Tengo la sensación de que esta crisis quizás nos haga mejores vecinos, más como éramos antes.

Lo que está funcionando en España por ahora, y además de forma demostrada, es la ayuda individual o colectiva, de uno a uno o de varios a varios.

Ya el otro día mi compañera de Adiciones llamaba la atención sobre Caritas, pero hay más iniciativas que merecen conocerse y apoyarse, o simples testimonios, personas individuales que ante la crisis han dado un paso. Para ayudar a otros y, también, pera salir ellos adelante.

Cafés pendientes comenzó en Italia. Se trataba inicialmente de cafeterías donde tú vas y te tomas un café o lo que sea y pagas otro para alguien que no pueda tomárselo. Si quieres poder contribuir con esto, echa un vistazo aquí: http://cafespendientes.es.  Quizás no sea una gran cosa, y siempre habrá quien diga “pues ese café que pagas podrías darlo en dinero y daría de más en un supermercado”. Es  posible,  pero la idea es que personas que están en la calle y materialmente no pueden tomarse un café, un té, un bocadillo, puedan entrar en un establecimiento y pedir “¿tiene un café pendiente?” y tomárselo. Va por quien lo necesita y va por quien todavía pueden permitirse invitar a un café a un desconocido más necesitado.

e50

Buscar trabajo en España si tienes más de 50 años es poco menos que imposible. Resulta muy complicado. Todo el mundo habla del paro juvenil pero se habla poco de las muchísimas dificultades que esas personas mayores tienen a la hora de buscar un empleo. Empleo de mayores de 50 años (http://www.encuentraempleomayoresde50.org) es una iniciativa muy activa en las redes sociales donde tienes la posibilidad de dejar tu cv así como de recibir constantes ofertas de trabajo.

Y luego hay mucho más: bancos de tiempo donde tú das tu trabajo –una hora de inglés, saber arreglar un ordenador, hacer un plan de marketing para un pequeño negocio a cambio de que otro te dé el suyo-  como el  antiguo intercambio pero un poco más sofisticado; hay personas que están ayudando individualmente a otras a salir adelante con su trabajo personal  gratuito y voluntario (ayudando a hacer el currículo, circulando ofertas de trabajo, a veces simplemente escuchando). Tengo la sensación de que esta crisis quizás nos haga mejores vecinos, más como éramos antes.

La política es un desastre. Nuestros gobernantes posiblemente no estén a la altura ni tengan las capacidades necesarias. Hay un nivel de corrupción y de impunidad insoportable. No hay liderazgo. Vale. Pero la respuesta no puede ser ni la violencia o la algarada ni tampoco la desesperanza.  Propongo que volvamos los ojos a las personas ejemplares que hacen algo, quizás pequeño, pero muy importante. Y que las imitemos en lo que podamos.

Yo tengo el ejemplo de Marisa, mi panadera, muy cerca. Ha montado un Telepan en Ávila y uno a uno va haciendo sus clientes. Viene y va con su pequeña furgoneta, te manda whatsup con lo que lleva cada mañana –que si este pan, que si este bollo-, ahora va a incrementar el negocio vendiendo huevos, tiene página en facebook. Marisa es un ejemplo constante: alegre, positiva y trabajando.

Estoy convencida de que la respuesta está en la calle. En persona como quienes han montado Café pendiente, o los de Empleo para mayores de 50 años o mi vecina Marisa, o los bancos de ayuda, o tantas personas que están ayudando a otras muchas, saliendo adelante.

Aurora Pimentel

Deja un comentario