sábado, 23 septiembre, 2017

Alegres

Alegres

La crisis es cierto que hace salir a la luz la solidaridad, pero también hace salir a individuos que solo te llaman si te necesitan para algo. Utilizar a los demás, ser brusco o poco delicado, está a la orden del día incluso en ambientes donde supuestamente somos cristianos.

Alegres




La alegría es una virtud que hoy se suplanta con el pensamiento positivo, que tiene cosas muy aprovechables, pero que no es esa alegría que además recibe el calificativo de cristiana.


Las personas alegres hacen la vida mucho más fácil a los demás. Y realmente creen no sólo en el pecado, en la Encarnación y en la Pasión, creen que Jesucristo ha resucitado. Y en la misericordia y en la Gracia. Las personas alegres son testigos cualificados.

resurreccion-wTiene mala prensa la alegría, no se lleva nada. Parece que los alegres son inconscientes o bobos. ¿Cómo puedes estar contento con la que está cayendo? se extrañan. Es que no es “estar contento”, ese es otro tema que tiene que ver más con el estado de ánimo.

La alegría es una virtud que hoy se suplanta con el pensamiento positivo, que tiene cosas muy aprovechables, pero que no es esa alegría que además recibe el calificativo de cristiana.

Hay personas de naturaleza alegre que por su temperamento son así, alegres; como los hay que por su temperamento son serenos, o como otros son más sensibles, tienen la piel más delgada para notar lo que les pasa a los demás.

Pero, más allá de lo que viene en los genes, y posiblemente en lo que te marca la educación o el ambiente de la infancia y la juventud, está la alegría no como rasgo innato del carácter, está lo que se ejercita, la que se pide a Dios y se trata de imitar a ejemplo de los santos y de personas que pasan a nuestro lado.

Tengo un par de amigas que no tienen más problemas que los demás en España hoy. Seguramente tienen los que todos: cortas de dinero, trabajo a veces complicado, o sin trabajo en algún caso, sacar adelante una empresa propia, muchas dificultades y no pocos disgustos. No les faltan.

El mundo laboral, el social, está lleno de personas que van a su bola. La crisis es cierto que hace salir a la luz la solidaridad, pero también hace salir a individuos que solo te llaman si te necesitan para algo. Utilizar a los demás, ser brusco o poco delicado, está a la orden del día incluso en ambientes donde supuestamente somos cristianos.

Bien, pues ellas siguen erre que erre con algún enfado de vez en cuando, y alguna lagrima, que caen, pero con el ánimo siempre renovado siendo unas alegres empedernidas, unas alegres ya profesionales: llueve, truene, les hagan una faena de esas de órdago a la grande, tienen tiempo para sonreír y no curvarse por dentro.

Esa es la tristeza: la curva que te lleva a meterte dentro y a desconfiar de la naturaleza humana, de las personas.

Con la alegría hay muchas equivocaciones. Hay personas que son jaraneras, que están de broma  todo el rato, haciendo chistes, como si no pasara nada… pero por dentro, si ahondas un poco, están tristes y utilizan esa pantalla como defensa, como coartada. Se nota enseguida hoy: la tele está llena de jaraneros que no se los cree nadie.

Pero estas amigas que les cuento son todo lo contrario. A veces no están totalmente chispeantes, por eso es más creíble su alegría, porque no siempre están con el “ole, ole”. Hay días que los tienen un poquito más bajos. Pero luego enseguida no es que se les pase: es que tienen niños cerca, personas a las que animar. Y sobre todo: tienen ambas una fe tan grande, tan cálida, que da tanta luz… que por eso son alegres.  No se lo he preguntado, pero creo que es lo que les pasa.

Las personas alegres hacen la vida más fácil a los demás. Y realmente creen no sólo en el pecado, en la Encarnación y en la Pasión, en la misericordia y en la Gracia. Creen con su carne que Jesucristo ha resucitado. Las personas alegres son testigos cualificados.

Aurora Pimentel

Comentarios

  1. Me ha gustado muchísimo este escrito y es curioso pues lo he empezado a leer por una frase que me ha llamado la atención a través de facebook de Javier Garcia Sandoica.
    Me siento identificada en la descripción que se hace, pues mas bien soy una mujer de temperamento serio a veces un poco triste pues soy muy…. bueno como se comenta, pero intento amar al Señor y serle fiel, curiosamente me había escandalizado un poco de mi forma de ser, y ahora leer este artículo, me ha ayudado a quitarme un peso de encima.
    Pertenezco al camino Neocatecumenal desde hace 35 o 36 o mas años, acabé el camino hace 17 años. también pertenezco a la comunidad del cordero, hermanitas y hermanitos del cordero, nosotros somos láicos del cordero esta presentación viene a cuento para preguntar si esta página pertenece a algún movimiento.
    Muchas gracias

  2. Qué belleza de articulo. Probablemente la que lo ha escrito es la que, con su “alegría”, a ve al resto de personas como ve a sus dos amigas. Ve el mundo por ese lado bueno que tenemos todos. Da igual su condición, pensamiento o ideología… Todos somos buenos, todos somos grandes, todos somo únicos!!! Gracias Aurora. Tú si que eres luz!!!!

Deja un comentario