Jueves, 17 Agosto, 2017

Francisco, los pobres, los ricos, la Iglesia, todos


msolano20foto1_w“¡Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!”, la frase pronunciada por el Papa Francisco ha recorrido el mundo entero. Un verdadero programa de pontificado que, lejos de ser mero deseo, confirma el mismo compromiso que ha mantenido el Santo Padre durante toda su trayectoria vital. Y es precisamente esa imagen de sencillez acrisolada a lo largo de los años la que iba llenado de credibilidad los elocuentes mensajes icónicos y verbales que el Papa ha lanzado, con su cruz de hierro en el pecho, con el detalle de apagar las luces antes de salir de una habitación.

Cabe caer en un error contra el que el mismo Francisco nos ha prevenido: convertir la Iglesia en una especie de ONG piadosa que se olvide de que su principal misión es sierpe anunciar la verdadera salvación que no viene sólo del pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Ese es el error que cometieron los teólogos de la liberación. Desprendido Cristo de su divinidad, ellos se convirtieron en meros gestores sin tener en cuenta a Dios y muchos cayeron en las redes de la peor política populista. Y aún cabe otro error: pensar que Francisco ha querido excluir a los ricos de la Iglesia.

msolano20foto2_wPero resulta que es todo lo contrario. El Papa Francisco pide una vida de sencillez a todos por igual, no hostiga el desfasado enfrentamiento entre clases que tanto daño ha hecho a la humanidad y que tantas guerras ha impulsado en el siglo pasado. “Pobre, ricos, empresarios, obreros. A todos sentaba Bergoglio a su mesa”. Nos lo han dicho estos días los misioneros españoles que lo han conocido en su salsa en Argentina.

Leíamos estos días en Religión Confidencial: “Las calles de Buenos Aires lo han visto caminar muchas veces visitando un hospital, yendo a comprar el diario, abriendo la reja del Arzobispado o acompañando a los más pobres”, afirma monseñor Joaquín Jimeno, obispo misionero español en la diócesis de Comodoro Rivadavia (Argentina). “El Jueves Santo de 2008 lavó los pies a doce drogadictos en la catedral”, cuenta como ejemplo de su humildad. Este obispo turolense que está al cargo de una diócesis de 140.000 kilómetros cuadrados -un tercio de España-, conoce al Santo Padre desde hace 15 años. “Su casa fue casa de encuentro para todo tipo de interlocutores: pobres, ricos, empresarios, obreros.”, continúa el prelado.

Pues bien, si resulta que a pobres y a ricos sentaba en su mesa es porque el concepto de pobreza para Francisco no está necesariamente ligado al de pobreza económica. Pide pobreza de espíritu, pide caridad en la riqueza para acabar con esa brecha que marca las diferencias, pide pobreza frente a la ambición empresarial desmedida. No pide que el mundo de la economía deje de girar, pide que gire con los ojos siempre puestos en los que más lo necesitan. Pide una Iglesia pobre y para los pobres, con la misma pobreza que pidió Jesús en el sermón de la montaña.

María Solano Altaba
@msolanoaltaba

Comentarios

  1. Y si no entendemos esto, vamos mal. Cristo no excluye, Cristo quiere hermanos unidos. Y no olvidemos que para un padre no hay mayor dolor que ver a los hijos separados. No hagamos sufrir a nuestro ÚNICO Y VERDADERO PADRE, DIOS!

  2. Lo unico reprochable al artículo es ese cuento de que los Teólogos de la Liberación excluyen el Mensaje esencialmente espiritual del Encuentro con Jesús. Por lo contrario, ellos han reclamado que para hacer evidente y palpable el Encuentro con el Resucitado, es necesario llevar a la práctica en lo cotidiano, lo social, lo comunitario, lo político-económico, la Fé.
    La crítica del Papa parece ir mas en advertencia a esos banquetes fastuosos de riquillos corruptos que hacen esos eventos para donar limosnas “a los pobres”.

    Ejemplos concretos: Las fastuosas comilonas de Hank Rhon, Slim y otros empresarios corruptos de Mexico que son donadores constantes a la Iglesia. Esto, debe acabarse YA.

    Nota: Hank Rhon, fué denunciado incluso por el ex presidente Calderón como asesino, golpeador de mujeres, traficante, lava dinero…. Y Obispos salieron en su defensa con una carta vergonzosa donde con todo y sello episcopal, le dan su respaldo.

    Hank Rhon, continúa celebrando banquetes con donativos a fundaciones como Regnumn Christi y otras “religiosas”.

    ESO ES CONVERTIR LA IGLESIA EN UNA “ONG”.

Deja un comentario