sábado, 16 diciembre, 2017

El Papa de esta mañana, así, al vuelo


VA53-VATICANO-VATICANO-19-03-2_54370412422_51351706917_600_226

Cargado de hombros, Francisco mira el suelo cuando reza, no se distrae con las palomas de la plaza o contando cardenales. En la misa de inauguración de pontificado vi a un Papa muy Juan Pablo II, que también era capaz de rezar aunque todos los ojos del planeta lo estuvieran escrutando. Me gusta cuando eleva la Sagrada Forma, parece sentirse orgulloso de su peso liviano. Sabe que allí está el cogollo de cuanto dice, toda la pobreza de la Iglesia se mantiene en ese misterio que no pesa. Es lo que cantaba Miguel Hernández en su poema sobre la Eucaristía, “reducido a la mano, transformado en harina, traspuesto, transplantado, en tan escaso medio tu abundancia“.

En absoluto quiero parecer pedante, pero este Papa me conmueve no porque me parezca majo y accesible, sino porque cuanto dice me provoca una inmediata reflexión. Con Benedicto XVI había que ir al día siguiente a los textos y no olvidarse de un rotulador, o llevar mejor dos. Después de una homilía de Francisco, sales subrayado de arriba abajo.

john-keatsMe gusta cuando posa la mano sobre el cáliz durante la oración previa a la consagración, son gestos de confianza con quien se ve que mantiene una estrecha relación. Entiendo que desde esa liviandad de su mano derecha nos haya sugerido no tener miedo a la bondad ni a la ternura. Francisco toca el cáliz, toca a los enfermos, abraza a la presidenta de su país que le ha llamado el miembro más peligroso de la oposición, se deja embestir por un periodista argentino emocionado que casi nos lo echa por tierra en su efusión…

En estos días leo a uno de mis poetas románticos más queridos, John Keats. Antes de llegar a los veinte años, dejó escrita una frase ejemplar sobre los afectos, esos amigos escurridizos. Decía que había algo “sagrado en los afectos del corazón“. Lo que pasa por el corazón no son apetencias, un lote de caprichos de los sentidos, el corazón es de naturaleza sagrada. De ahí que cuando el Papa hace un gesto de cariño, detrás va toda su humanidad y su condición de hijo de Dios. Detrás de un beso, si se va tirando del hilo, se llega hasta el mismo Dios.

Esto es un mero esbozo al crayón, ya que estamos empezando esta relación de “fiducia“, así nos lo dijo el primer día, con Francisco.

Javier Alonso Sandoica

Comentarios

  1. Que maravillosas palabras has escrito dd nuestro gran PAPA !!!!

  2. Hermosas lineas para leer antes de dormir, un día de San José. Gracias Padre.

  3. Me gusta mucho lo que dices del papa, y no podría estar más de acuerdo, hoy sin embargo lo he visto triste, cansado, quizá angustiado… no sé qué era, pero su voz no me transmitía la paz y la alegría de estos días, sus gestos no eran tan espontáneos, su sonrisa no era tan grande. Hoy he rezado mucho por él y algo me dice que estos días está sufriendo mucho.
    Quizá sienta que le va grande el ministerio petrino, para el que es digno, por supuesto, quizá sienta que no encaje en la curia, o quizá simplemente se levantó con el pié izquierdo, pero hoy, el papa Francesco no estaba tan pletórico como estos días… y aún así su homilia y su actitud ante la consagración han sido suficientes para que me estremezca y una leve lagrimilla caiga por mi cara.

  4. Así es y será P.Javier, auténtica espiritualidad, muy profundo Ignaciano, su humildad y sencillez de San Francisco.Gracias por sus palabras.Vivo en Bs.Aires es nuestro y para el mundo ahora SS.Francisco.

  5. Estoy de acuerdo contigo, su rostro denotaba ya el cansancio de estos días, que el espiritu Santo le de fuerzas para seguir adelante con esa forma de ser tan sencilla llevando la paz y el amor al mundo

  6. Manuel Ruiz León dice:

    Se ha acabado la luna de miel. A partir de ahora leerá informes, calibrará la verdadera dimensión de los problemas y las personas. Tendrá que tomar decisiones muy complicadas y empezará a “sufrir” presiones de todo tipo. No se cansa de pedir que recemos por él. Falta le hace. El Señor le dará su fuerza. Y el Pueblo de Dios, que también es voz de Dios, voz del Espíritu, también tendremos que sumar nuestra fuerza, nuestro respaldo, además de nuestra oración.

  7. Lo que yo estoy aprendiendo con el Padre Javier, en estos dias pre y post cónclave, me sentía como en Roma…………….GRACIAS.

  8. Maria Lopez Sanchez dice:

    Juan Pablo II era el Papa de mi juventud, tuve la suerte de darle la mano estube a su lado varios minutos aunque hablaba con otras personas y yo mientras le tocaba el brazo, sabía que esa oportunidad de tener a un Papa tan cerca no se volvería a repetir en mi vida. Benedicto era un buen Papa pero no llegó a ganarme el corazón como su predecesor. Pero Francisco me ha ganado desde el primer día, su humildad, su entrega en el servicio a los más pobres en las villas o a los enfermos, su falta de ostentación innecesaria. Antes rezaba por el Papa sólo cuando quería ganar una indulgencia plenaria, pero por este Papa pido todos los días porque le siento como a alguien cercano, el pide nuestra oración y no seré yo quien se la niegue, espero que él también pida por todos nosotros, seguro que lo hace.

  9. Verónica Ester Casas dice:

    Gracias de todo corazón. Las palabras de Keats, hermosísimas.

  10. Este PAPA FRANCISCO es una persona de DIOS muy humana. Y el que lo escribe es una persona muy humilde, y de gran corazón. FELICIDADES PADRE.

Deja un comentario