Miércoles, 16 Agosto, 2017

“Gandía shore” en el Parlamento Europeo


José María Sánchez Galera

por José María Sánchez Galera

Celia y Javier fueron seleccionados entre escolares de todo el país, para representar a España en una sesión del Parlamento Europeo. No se trataba de una sesión con diputados que debatían una propuesta legislativa, sino una reunión de jóvenes llegados de toda la Unión. Un acto de celebración de la diversidad del Continente, un acto protagonizado por las generaciones que han nacido después del Tratado de Maastricht.

Adolescentes que han crecido en una Europa con libertad de movimientos para personas, mercancías y capitales. Una Europa con la que soñaba Stefan Zweig, y que era imposible cuando Adolf Hitler invadía una a una las naciones. Hoy, el Parlamento Europeo constituye el mayor órgano democrático de toda la historia, pues se forma a partir de elecciones libres de entre una población de más de 500 millones de personas.

celia y javier_parlamento_europeo

Celia y Javier

Sin embargo, los conquenses Celia y Javier han merecido sus minutos de fama porque, en su breve alocución desde la tribuna de Estrasburgo, se han expresado con una prosodia y entonación deplorables en el idioma de Shakespeare. Lo cual no transmite una impresión positiva de la calidad del sistema educativo español, que, por cierto, no es precisamente de los más baratos de la OCDE.

Además, Celia y Javier, mientras caminaban hacia el atril, se reían; y, al terminar la lectura de su escueto texto —“gracias, es un honor estar aquí, venimos de Cuenca”—, se miraron para soltar una gracieta: “Exagerao (sic), España”. El sentido de este ripio se debe a un programa producido y emitido por MTV: es la muletilla de una concursante o participante de “Gandía Shore”.

adiciones_parlamento-europeoEste programa sigue el formato de “Gran Hermano”, pero supera con creces la zafiedad del original y su regodeo en el mal gusto y la pigricia. Comparado con “Gandía Shore”, ver diez minutos “Gran Hermano” es casi como asistir a una conferencia sobre la crítica de la razón pura de Kant. Eso sí: en “Gandía Shore” están censuradas las imágenes de los cigarrillos encendidos y de las bocanadas de los que fuman. No sea que los chicos cojan mal ejemplo.

adiciones_postal-stefanzweigAparte de la chiquillada, lo llamativo es que a Celia y Javier no les salió del alma otra improvisación. No les salió un “nuestras vidas son los ríos” de Jorge Manrique, ni “mira Nero de Tarpeya” del romancero viejo, ni “quiero sacar de ti tu mejor tú” de Pedro Salinas. No hablaron de las Casas Colgantes, ni del pasado romano y medieval de su ciudad, ni de Alonso de Ojeda, ni de los Hurtado de Mendoza. Ni de José Luis Perales, al menos. Quizá ni les interesa, ni nadie les ha explicado nada de esto.

Podríamos pensar que nadie les ha enseñado qué significa “representar”: “presentar o sustituir a otros, dejando de lado las particularidades de uno mismo”. La democracia se basa en el consenso y la representación. ¿Habrán pensado Celia y Javier que estaban representando a millones de españoles, en especial los que sí se esmeran, los que se esfuerzan, los que tienen ganas de aprender? Y, mientras escribo esto, me acuerdo de que José Ortega y Gasset se doctoró con 21 años, y a continuación se marchó a Alemania, donde permaneció tres años estudiando más filosofía.

José María Sánchez Galera

 

Deja un comentario