Viernes, 21 Julio, 2017

Educación mixta de jueces y políticos


José María Sánchez Galera

José María Sánchez Galera

El Tribunal Supremo (TS) ha dictado nuevas sentencias que permiten a las comunidades autónomas discriminar a los centros educativos, según el modelo docente escogido. De este modo, el TS reconoce que un gobierno regional, si así lo decide, con completa arbitrariedad, puede denegar el concierto económico a un colegio de “educación diferenciada”. Es decir, no mixto; sólo para chicos o sólo para chicas. En los últimos años, los Tribunales Superiores de Justicia de Andalucía, Cantabria y Asturias habían decidido exactamente lo contrario. nena_uniformePero, como los gobiernos de cada Comunidad Autónoma no estaban de acuerdo con este tipo de sentencias, optaron por recurrir al TS. En 2006, antes de que la actual Ley Orgánica de Educación (LOE) entrase en vigor, el TS falló contra los gobiernos regionales, como fue el caso de Cantabria. Sin embargo, desde 2008, al implantarse la LOE, las resoluciones finales del TS han ido en sentido opuesto.

utiles_escuelaSuena complicado. Lo que ha sucedido, según explica el propio TS, es que la LOE “prohíbe la discriminación por razón de sexo” en lo relativo a la admisión de alumnos. Podría añadirse que la misma LOE, además de citar el sexo, también habla del nacimiento. De lo cual, ¿no se deduce igualmente que todos los colegios de España discriminan por motivo de nacimiento? Un señor de 40 años no puede matricularse como alumno de Primaria, debido únicamente a su edad. Tampoco un niño de dos años puede matricularse en Bachillerato. De acuerdo con la UNESCO (1960) y el Consejo de Europa (2004), la denominada “educación diferenciada” no supone discriminación, sino que constituye un modelo docente propio, orientado según criterios pedagógicos. Es más, el TS, a la vez que da la razón a las Comunidades Autónomas que no quieren conceder el concierto económico, reconoce que “nadie pone en duda la legitimidad del sistema de educación diferenciada”.

profesora2Este matiz del TS supone una opinión muy distinta a la expresada por Manuela Gómez, delegada de Educación de la Junta de Andalucía, quien sostiene que “la decisión del TS dice que la educación segregada es anticonstitucional”. No es, desde luego, lo que de manera repetida ha mostrado el TS en sus sentencias. En resumen, el TS resuelve la cuestión sin señalar la “educación diferenciada” como discriminatoria o contraria a la Constitución; simplemente observa que no se ajusta a uno de los apartados de la LOE. Lo más curioso de la cuestión estriba en que otras Comunidades Autónomas prefieren ir por un camino muy alejado del andaluz, promoviendo conciertos con colegios privados sólo de chicos o sólo de chicas, como Madrid, Cataluña o Galicia. Y aún más: el ministro Wert ha anunciado que, dentro de su reforma de la LOE, eliminará las trabas, a fin de que la “educación diferenciada” se acoja a los conciertos económicos y las ayudas públicas.

alumnos1El director de Torrealba, uno de los centros a los que la Junta de Andalucía denegó el concierto, entiende que “el propio TS aclara que nuestro modelo pedagógico es constitucional y legítimo y es el legislador quien decide, según sus criterios, la concertación o no del mismo” (Abc Córdoba, 19 de enero). Torrealba está especializado en impartir formación profesional en el ámbito rural, es decir, todo lo relativo a aperos de labranza, tractores, empresas agrícolas, riego, granjas, etc. No tiene pinta de encajar con el tópico ideológico de colegio privado sólo para niños burgueses. Con todo, la sentencia del TS, en un alarde de “igualdad de género”, perjudica tanto a las escuelas agrarias femeninas como a las masculinas.

ViajeLunaAunque la Constitución habla del derecho de los padres sobre la educación de sus hijos, en la práctica es el Estado (Comunidades Autónomas y gobierno nacional) quien ejerce de manera discrecional esa “competencia”. Pues concede y deniega los conciertos económicos porque sí. A la postre todo depende, no de la libertad de los padres y la enriquecedora pluralidad social, sino de que hoy gobierna el Partido A en la región Z y mañana el Partido B en la región W.

José María Sánchez Galera

Deja un comentario