Jueves, 24 Agosto, 2017

El oficio de poeta


El poeta es un fingidor,
finge tan perfectamente
que hasta finge que es dolor,
el dolor que en verdad siente

Fernando Pessoa

Dedicado a Juan Ruiz de Torres

Empleamos la palabra que inventaron los griegos para referirnos al oficio de componer versos. El vocablo ha tenido una inmensa fortuna, ya que numerosas lenguas lo han adoptado: El griego moderno, el italiano, el español, el francés, el ruso, el inglés, el portugués, el noruego, el sueco, el danés, el búlgaro, el polaco, el albanés, el lituano, el rumano, el macedonio, el catalán, el gallego. En griego, poeta es el que hace, el que crea, y es esta segunda acepción la que figura en el imaginario de los hablantes de estas lenguas. Se considera que un poeta debe ser creativo. Sin embargo esta acepción plantea numerosos problemas, ya que en la actualidad consideramos que algo es creativo si presenta innovaciones en aspectos formales, probablemente porque son más sencillos de detectar o de llevar a cabo. La innovación en materia conceptual es más difícil de identificar, por cuanto exige un cabal conocimiento de la historia de las ideas y un discernimiento que no está al alcance de todo el mundo.

Juan Gelman

Juan Gelman

A consecuencia de todo lo anterior, son legión los poetas que se dedican al solecismo, al anacoluto, al engendro sintáctico en la creencia de estar resultando creativos. Como ejemplos exitosos de esta catastrófica tendencia podemos citar a Juan Gelman, premio Cervantes de 2007.

Arthur Schopenhauer

Arthur Schopenhauer

En alemán y en holandés al poeta se le llama ‘Dichter’, el que dice, el que saca algo de su mente por medio de la palabra. A mi entender, se trata de una acepción mucho más conveniente al hecho poético. Interpretando la etimología, es poeta quien es capaz de decir algo iluminador, significativo, nuevo, lo cual es todo un reto a la luz de todo lo que sido dicho ya por los grandes maestros. En islandés un poeta es un ‘skald’ y pertenece a la estirpe que componía poemas en la época de los legendarios vikingos. Al parecer, la etimología de esta palabra no está clara y podría proceder del alemán arcaico ‘skalliz’, que significa sonido, voz, grito, aunque también podría derivar de ‘skeldan’, acusación, insulto, lo cual conecta el oficio de poeta con el arquetipo occidental de poeta maldito.

Pedro Calderón de la Barca

Pedro Calderón de la Barca

Los húngaros al poeta lo llaman ‘költő’, ‘el que está despierto’. Esta acepción remite a Buda, que en sánscrito significa precisamente eso. En opinión de Calderón corroborada por Schopenhauer, la vida es un sueño, y según esto podemos interpretar que el poeta es alguien que puede observar la vida porque está fuera de ella.

En turco, poeta se dice ‘şair’ y procede del árabe, idioma en que el poeta (شاعر) es el que sabe, el que se da cuenta, el que siente, lo cual entronca con el concepto machadiano de poesía como conocimiento. En sánscrito poeta, es कव, ‘kavi’, que significa inteligente, sabio, iluminado, hábil, sensato.

“poeta quien es capaz de decir algo iluminador, significativo, nuevo”

Percy Bysshe Shelley

Percy Bysshe Shelley

Los teóricos de la literatura y los propios poetas también han opinado insistentemente sobre el particular. En su Poética Aristóteles señala que la ‘mímesis’, la imitación es el objetivo de la poesía. Horacio enuncia su celebérrima comparación entre poesía y pintura y considera que la primera debe proporcionar placer y sabiduría. Nuestro Juan Alfonso de Baena dejó dicho que la poesía es un don divino que se concede a aquellos que se dedican a trabajar y pulir sus creaciones. En el prefacio a las ‘Baladas Líricas’, Wordsworth escribe que ‘toda buena poesía consiste en el espontáneo desbordamiento de las emociones intensas’. En su ‘Defensa de la Poesía’ Shelley afirma que este género juega un papel esencial en la constitución de la sociedad y en el devenir histórico. En sus ‘Lecciones de estética’ Hegel opina que la poesía es la suprema manifestación artística y su verdadero tema son los intereses espirituales del hombre. Para Edgar Allan Poe, en línea con Kant, la finalidad esencial de la poesía es la búsqueda de la belleza, según figura en la obra ‘El principio poético’.

Hans Georg Gadamer

Hans Georg Gadamer

Entre las aportaciones moderna, acaso una de las más interesantes sea la de los formalistas rusos. Lo poético está relacionado con el artificio, con todo aquello que evite el automatismo en la lectura. El poeta T. S. Eliot opinaba que el poeta es un ventrílocuo, alguien que reproduce muchas voces, como se demuestra en ‘La tierra baldía’. Rilke creía que la labor del poeta era salvar las cosas por el procedimiento de incluirlas en el poema.

Thomas Stearns Eliot

Thomas Stearns Eliot

Pessoa, en la cita con que encabezamos el artículo, sostiene que el poeta es alguien que se dedica a fingir. Para Vicente Huidobro el poeta es un pequeño dios. Gadamer defiende que en la poesía el lenguaje es para sí y se presenta como es, mientras que en todos los demás usos del lenguaje las palabras quedan rebasadas por una intención.

Emilio Adolfo Westphalen

Emilio Adolfo Westphalen

Todas estas concepciones, junto con muchas otras que no citamos por desconocimiento o falta de espacio, tienen su parte de verdad, aunque quizá haya algo común a todas ellas en la línea que señala el gran Emilio Adolfo Westphalen. El poeta es un médium, y su escritura sirve para relacionar cosas, mundos. ¿Qué cosas? Aquí discrepo del autor peruano: A mi entender la poesía debe conectar al lector consigo mismo por el procedimiento de ofrecerle un espejo de palabras donde el misterio de su intimidad quede iluminado y resuelto. Tras la lectura de un gran poema uno tiene la impresión de conocerse a sí mismo mejor. La verdadera poesía siempre nos hace ver quiénes somos.

Álvaro Fierro Clavero

Comentarios

  1. Carlos Rodriguez dice:

    Bello artículo!!!

  2. ¿Y la EPO? eritropoyetina…ya sabe que Armstrong dice ahora que la llamaban en clave Poe; y los Baltimore Ravens que acaban de ganar la super-bowl llevan el “raven” por el poema de Edgar Allan.

  3. Alejandro González dice:

    Como siempre, ha sido muy iluminante leer lo que usted escribe.

  4. ¡Magnífico!

  5. Puede que ser poeta se pueda aprender. sin embargo para la mayoría de los hombres es un ser muy especial, un conductor, un cantor de los hechos de los hombres un hombre que ve más que los demás y podríamos seguir y seguir sin terminar nunca de acabar,

  6. Hugo r de miguel dice:

    Me alegro de volver a leerte, ha sido inspirador.

Deja un comentario