Jueves, 24 Agosto, 2017

56 veces el Bernabeu y una plegaria entre titulares


56bernabeuLos datos en el periodismo se nos pierden porque no los visualizamos. Las cifras que repiten con monotonía las fuentes autorizadas caen sobre el papel en forma de porcentaje. Pero detrás del titular se esconden otras realidades complejas que las palabras no consiguen desentrañar.

A veces necesitamos una imagen para entender de magnitudes que superan los muchos ceros y de las que no nos hacemos composición de lugar. Imaginen el estadio Santiago Más de 85.000 con el aforo completo. Ahora, multipliquen por 56 esa cantidad y aún no habrán alcanzado el total de personas que sigue buscando empleo a través de las oficinas del antiguo INEM. 56 veces el Bernabeu. Esa sí es una expresión gráfica del drama que se esconde detrás de la crisis.

4.810.740 personas con nombre y apellidos. Se estima que en Madrid, la ciudad con más población de España, había en 2012 un total de 3.233.527 habitantes. Aún muy lejos de la cifra de desempleados. Hace falta Madrid una vez y media para albergar a los buscadores de trabajo.

elmundo-rosarioLeía hace poco una preciosa oración que el periodista Abel Hernández, director de YA, hizo llegar al Beato Manuel Lozano Garrido para que la publicara en la revista Sinaí. La traigo a colación porque no solo vale para el profesional de los medios, sino para todos los que voluntaria o involuntariamente nos adentramos constantemente en la actualidad: “Estoy cansado Señor. Quizá la tarea seria más fácil si consiguiera ver cada día tu rostro en la madeja de las noticias de las agencias y debajo de los renglones con olor a tinta reciente. La cosa no parece demasiado complicda. Sería cuestión de ver en las páginas de política tu Presencia en la Historia de los hombres; y en las deportivas, tu Lucha, codo a codo, con nosotros; y en las de sucesos, a Ti mismo crucificado hasta el fin de los tiempos; y en las de anuncios, la lucha de tus hijos, mis hermanos, por la vida; y en las de humor, la esperanza de conseguir para siempre tu alegría total”.

En estos años en los que la crisis económica nos ha convertido en expertos en cifras y magnitudes, los datos pueden perderse entre la tinta, el ciberespacio, las ondas de la radio o la señal de televisión.  Pero como decía Víctor Manuel Arbeloa: “conozco a personas que rezan cada mañana y el periódico es para ellas una especie de libro de meditaciones”.

Esos 4.810.740 parados de carne y hueso necesitan un trabajo que nosotros no podemos darles. En nuestra mano queda reglarles nuestra oración y aprender a poner rostro a 56 veces el Bernabeu para saber rezar entre titulares.

María Solano Altaba
@msolanoaltaba

 

Deja un comentario